Uso de mascarillas descubre «deformidades nasales» que antes pasaban desapercibidas

"Nos hemos dado cuenta de que respiramos peor, no solo porque impide la llegada del aire a nuestras fosas nasales, sino porque la válvula nasal deja de funcionar adecuadamente", asegura una experta.
Bienestar general
Alexandra-Koch_Pixabay
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

«Nos hemos dado cuenta de que respiramos peor, no solo porque impide la llegada del aire a nuestras fosas nasales, sino porque la válvula nasal deja de funcionar adecuadamente», asegura una experta.

El uso de mascarillas por la pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto problemas respiratorios, debidos a desviaciones de tabique o deformidades nasales que hasta ahora pasaban desapercibidas.

Ahora, con el uso generalizado de mascarillas, «nos hemos dado cuenta de que respiramos peor, no solo porque la propia mascarilla impide la llegada del aire a nuestras fosas nasales, sino porque la válvula nasal deja de funcionar adecuadamente«, afirmó Nieves Mata, jefa del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Nuestra Señora del Rosario (España).

En concreto, la correcta funcionalidad de las fosas nasales depende de la válvula nasal, que es un espacio comprendido entre la parte más alta del tabique y el cartílago situado en la pared nasal externa y, a su vez, es el paso más estrecho de la vía respiratoria nasal.

Cuando se quiere evitar un olor desagradable, se pinza la nariz con dos dedos justo en ese punto, consiguiendo cerrar la válvula nasal interna.

Si lo que se quiere es mejorar la respiración, se amplía dicha válvula tirando con la mano de la mejilla o utilizando tiras nasales que aumentan su ángulo.

De ahí que «cuando apretamos el soporte nasal de la mascarilla para ajustarla, estamos realizando el efecto contrario a las tiras nasales y cerramos la válvula, empeorando la respiración», aclara la doctora Mata.

Para los pacientes que presentan estos problemas, «es aconsejable no ajustar demasiado en la zona nasal la mascarilla, para no comprometer la ventilación nasal».

«Respirar bien por la nariz facilita el deporte, el descanso nocturno y muchas de las actividades de la rutina diaria. Respirar bien por la nariz aumenta nuestra calidad de vida y el uso de la mascarilla ha puesto en evidencia esta necesidad en muchas personas», afirma.

CalaBienestar.news by Ismael Cala

Suscríbete

Únete a nuestra red y no te pierdas de toda la información del mundo de bienestar, salud y liderazgo
Te puede interesar:

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido Patrocinado

Otras publicaciones:

Forma parte de nuestra comunidad de bienestar

Ismael Cala Bienestar