Steve Jobs, un Da Vinci del siglo XXI

La increíble historia del hombre que eligió pensar diferente y cuyos inventos cambiaron el mundo.
Steve Jobs
applesfera.com
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Hace casi 40 años, las computadoras eran usadas solamente por ingenieros. En ese momento, Steve Jobs, fundador de su pequeña empresa personal en un garaje, se encarga de «domesticarla», creando la primera computadora diseñada para el público en general, con el formato de las que aún usamos en los escritorios.

En los años siguientes, se empeña en facilitar la tecnología para que entre en todos los hogares; crea el mouse y el monitor, por primera vez, integrado.

Con la llegada del nuevo siglo, inventó el iPod, el pequeño dispositivo para almacenar y escuchar música, con el que prometió «1.000 canciones en tus bolsillos», y luego las iTunes, donde se podía comprar la música. Esto benefició a artistas y compañías discográficas devastadas por la piratería.

Le siguió otro invento revolucionario: el iPhone, el primer teléfono móvil inteligente, con pantalla táctil y acceso a la web; que además integraba, en un mismo aparato, cámara de fotos, de video y videojuegos, entre otras aplicaciones. Cuando todos pensábamos que no quedaba nada por inventar, Steve nos sorprendió con el iPad. Al comprar el área de diseño gráfico del estudio de George Lucas, puso la computación al servicio del cine y creó los estudios de animación Pixar.

Steve Jobs, el hombre

Steve Jobs fue un hombre público que defendió con fiereza su privacidad, aunque en sus últimos meses de vida, y luego de renunciar públicamente a su empresa, debido a un cáncer de páncreas, decidió tener charlas con un biógrafo: «Quiero que mis hijos sepan quién fue su padre, quiero que sepan por qué falté tanto en casa».

Se dice que sus dos primeros amores fueron la música de Bob Dylan, de quien sabía todas las canciones, y la cantante Joan Báez, que había sido mujer de Dylan y con quien él vivió un corto y apasionado romance. Claro que no prosperó, porque ella era para él una especie de trofeo, alguien que había estado muy cerca de su ídolo.

Tiempo después le pidió una cita a una actriz linda e inteligente, con una carrera más que prometedora. Pero ambos estaban demasiado ocupados con su futuro; ella era Diane Keaton. Fruto de otro amor, anónimo y pasajero, nació su primera hija, que tuvo a los 23 años y a quien reconoció varios años después, cuando conoció a Laurene; quizá el único amor que tuvo lugar en su vida al margen de su amor por el trabajo.

En su época «de vender botellas vacías», Steve había estudiado budismo zen con un monje y estaba convencido de que viviría en un monasterio en Japón. A medida que lo fue conociendo, su maestro le aconsejó que su camino era crear la empresa de computación.

Ese monje casó a Steve y Laurene, en el lugar preferido de ellos: el parque Yosemite, en California. Con Laurene tuvo tres hijos más e integró a su primera hija a la familia. Vivían en una enorme mansión, de estilo campestre, sin lujos, sin televisor, con una enorme huerta donde obtenían los alimentos que comían.

«Todo se desvanece frente a la muerte»

Poco después de descubrir el cáncer con el que convivió varios años, confesó:

«Acabo de darme cuenta de que amo mi vida… realmente. Tengo la mejor familia del mundo y el mejor trabajo… No salgo mucho… Hago lo que quiero y estoy con quienes quiero. A los 17 años leí: ‘Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón’. Eso me marcó y desde entonces, cada mañana, me miro al espejo y me pregunto: ‘Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?’. Si la respuesta era ‘no’ durante varios días, sabía que necesitaba cambiar algo. Recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que haya encontrado para tomar grandes decisiones en mi vida, porque prácticamente todo se desvanece frente a la muerte, dejando solo lo que es verdaderamente importante…».

CalaBienestar.news by Ismael Cala

Suscríbete

Únete a nuestra red y no te pierdas de toda la información del mundo de bienestar, salud y liderazgo
Te puede interesar:

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido Patrocinado

Otras publicaciones:

Forma parte de nuestra comunidad de bienestar

Ismael Cala Bienestar