¿Síndrome de abstinencia deportiva? Haz esto

Se pueden realizar deportes dentro de las cuatro paredes del hogar. Para entrenar en casa no se necesita mucho más que un poco de espacio
Abstinencia deportiva
DPA.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Entrenar en el club? Ya no es posible. ¿En gimnasios y piscinas? Difícil. Las restricciones que aplican diversos países para frenar los contagios de coronavirus afectan fuertemente la actividad de los deportistas. Y entonces aparece la llamada abstinencia deportiva.

Pero, según explica el experto en ciencia del deporte Ingo Froböse, estas restricciones se pueden contrarrestar, incluso sin demasiado esfuerzo.

El experto subraya que los deportistas deben mantenerse activos a como dé lugar, ya que de lo contrario podrían sufrir síntomas de abstinencia.

Se pueden realizar deportes dentro de las cuatro paredes del hogar. Para entrenar en casa no se necesita mucho más que un poco de espacio.

«Aconsejo utilizar el propio cuerpo como herramienta de entrenamiento, es decir entrenar con el peso corporal y ejercitar los grandes grupos musculares», sostiene el profesor de la Escuela Superior de Deportes de Alemania.

Froböse recomienda los siguientes ejercicios: ponerse en puntas de pie para movilizar los gemelos, sentadillas para los muslos y glúteos; flexiones de tronco, dorsales y espinales para los abdominales y la espalda y flexiones de brazos para bíceps y hombros.

«Esta es la mejor combinación, según mi opinión. Estos ejercicios se pueden realizar hasta que los músculos estén extenuados», afirma. 

Pensar bien antes de comprar equipamiento 

¿Y las mancuernas? «Para mí son siempre una mala elección», señala el experto, «porque con ellas en general solo se pueden entrenar pequeños grupos musculares como bíceps y tríceps». Por ello, según el especialista, no hace falta comprarlas.

Los deportistas amateurs también deberían evaluar bien la compra de equipamiento para entrenar en casa, como por ejemplo bicicletas fijas, máquinas de remo o bicicletas elípticas. 

Froböse advierte que, luego del entusiasmo inicial, los usuarios suelen perder la motivación para usar el nuevo aparato. A diferencia de un gimnasio, no tienen cita ni incentivo para entrenar y no se reúnen con gente de ideas afines.

La máquina de ejercicios a menudo queda parada, sin uso, y su caro costo difícilmente pueda amortizarse.

Sin embargo, esos aparatos son particularmente adecuados para el entrenamiento de resistencia. Los que son perezosos en el ejercicio pueden quizás colocar su aparato frente al televisor. Haciendo deporte y viendo la televisión al mismo tiempo, no se aburrirán.

No arriesgarse a sufrir síntomas de abstinencia deportiva

Hacer flexiones, subir a la bicicleta estática o salir a correr. No importa qué es lo que se haga, cualquier cosa es mejor que suspender todo tipo de actividad física durante el período de restricciones. 

«Reducir la carga de trabajo es una cosa, pero una reducción completa a cero es otra», dice Froböse. «El cuerpo no puede soportar esto último, porque para las personas que están acostumbradas a entrenar, es como el síndrome de abstinencia, que puede manifestarse en la inquietud, los trastornos del sueño y otras consecuencias.

«Reducir la rutina de ejercicios es una cosa, pero suspender todo a cero es otra totalmente distinta», advierte Froböse. 

Y a esto se suma que el rendimiento disminuye si se hace una pausa muy larga, en particular en deportistas altamente entrenados. Según señala el experto, se pierde rápidamente fuerza muscular aunque no tanto la resistencia. 

«Por eso, en ningún caso habría que suspender totalmente la actividad física si cierra el gimnasio o ya no se puede entrenar en el club», alerta. 

Deportes de resistencia: El «cómo» no importa

¿Qué sucede cuando el curso de fitness habitual se suspende por la pandemia y se quiere mantener el mismo ritmo de entrenamiento?  

Al menos para los deportes de resistencia, hay una buena noticia: El «cómo» casi no importa. «El sistema cardiovascular no sabe si yo camino, remo, nado o corro. Solo sabe: ‘mi dueño está en movimiento'», explica Froböse. 

Se puede compensar un deporte de resistencia con cualquier otro deporte de resistencia, pero es probable que haya que ajustar su duración para evitar la abstinencia deportiva. 

«Un ejemplo, hablando en calorías consumidas: Durante una clase de spinning intensa de una hora en el gimnasio quemo de 600 a 800 calorías. Alternativamente, tendría que correr de 60 a 75 minutos a cinco o seis minutos por kilómetro -relativamente rápido- para quemar aproximadamente la misma cantidad de calorías», señala el experto en ciencia del deporte.

CalaBienestar.news by Ismael Cala

Suscríbete

Únete a nuestra red y no te pierdas de toda la información del mundo de bienestar, salud y liderazgo
Te puede interesar:

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido Patrocinado

Otras publicaciones:

Forma parte de nuestra comunidad de bienestar

Ismael Cala Bienestar