Insomnio: ¿cómo conciliar el sueño?

A pesar del agotamiento físico, tu mente está maquinando sobre la lista de tareas pendientes para mañana.
Insomnio
Cottonbro/Pexels.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Insomnio: ¿cómo conciliar el sueño? Una de las cosas más frustrantes es que después de un largo día laboral, cuando vayas a dormir, tu cerebro simplemente no se quiera desconectar… Miras el reloj, son las 2.15 am y tú sin pegar un ojo. Te entiendo. Yo también sufro de insomnio.

Y es que a pesar del agotamiento físico, tu mente está maquinando sobre la lista de tareas pendientes para mañana, tus temores por el coronavirus o cualquier otra preocupación agobiante.

Sin embargo, no todo está perdido. Yo también he vivido la misma situación que tú, por lo que me encantaría compartir algunas de las estrategias que me han servido para relajar mi mente, y así obtener un merecido descanso.

Practica un corto ejercicio respiratorio

Cuando el insomnio ataca, hacer unas cuantas inhalas profundas pueden ser de gran ayuda. Mi consejo es que tomes una inhalación, cuentes hasta cinco mientras aguantas la respiración y luego exhales completamente contando otra vez hasta cinco. Repite este proceso hasta que te duermas.

Escribe en papel todo lo que te preocupa

Otro truco que puede ir de mil maravillas, cuando la mente no quiere callarse, es drenar todo lo que estamos pensando en una hoja. No tienes ni siquiera que encender la luz. Deja una hoja y un papel en tu mesa de noche, y cuando el insomnio ataque, simplemente garabatea todo lo que estás pensando. Verás lo útil que es.

Trae a la mente tus recuerdos más felices

Pensar en los momentos más bonitos de nuestra vida puede ayudar a calmarnos. Personalmente, suelo recordar mi juventud, los domingos en casa de mis padres, las reuniones con mis amigos, mis viajes en la infancia. Tengo muchos recuerdos que me gusta visitar cuando necesito un momento de descanso.

Abraza a tu mascota

Si tienes una, el amor de nuestras mascotas puede ser un gran aliciente para recuperar el sueño. Suelo cuidar al perro de un amigo, así que cuando lo dejan a mi cargo, he descubierto que cuando él duerme cerca me ayuda a relajarme mucho.

Las mascotas son seres maravillosos que solo dan amor desinteresado, así que si necesitas un abrazo ellos te lo darán, pues aunque no sepan hablar, es su forma de demostrar lo mucho que nos quieren.

Lee algún texto pesado

¿Recuerdas esa época de estudiante en las que te dormías mientras estudiabas para un examen? ¿Qué mejor somnífero que esos textos académicos pesados?

Todos tenemos esos libros que por trabajo o por estudio debemos revisar, pero, que se nos hacen tan pesados como un ansiolítico. Los libros teóricos, manuales o las novelas que se te hagan tediosas, pueden ser de gran ayuda.

Siempre que vayas a dormir, ten en cuenta recordar que, aunque el próximo día sea realmente intenso, has pasado por cosas peores. Y esto también lo vas a superar. Di en voz alta: “te entiendo, sé que es difícil, pero estoy contigo”. Mostrar un poco de autocompasión puede darte el alivio que necesitas para irte a descansar. Ya sabes cómo actuar ante el insomnio y cómo conciliar el sueño.

Instagram: @jgiraudh

LinkedIn: Jacques Giraud

Twitter: @jgiraudh www.jacquesgiraud.com

CalaBienestar.news by Ismael Cala

Suscríbete

Únete a nuestra red y no te pierdas de toda la información del mundo de bienestar, salud y liderazgo
Te puede interesar:

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido Patrocinado

Otras publicaciones:

Forma parte de nuestra comunidad de bienestar

Ismael Cala Bienestar