Grasa en el cuello y problemas del corazón

La acumulación de grasa en el cuello es un factor tan potente como la visceral en la predicción del riesgo cardiometabólico.
Grasa en el cuello
EUROPA PRESS.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Un estudio de la Universidad de Granada (UGR), en España, ha relevado la relación entre acumulación de grasa en el cuello y problemas del corazón. Es decir, la acumulación constituye un factor predictor de tener adiposidad central y total, riesgo cardiometabólico. Esto es, problemas de corazón, además de perfil inflamatorio en adultos jóvenes sedentarios.

Tradicionalmente, la acumulación de grasa a nivel visceral ha sido considerado como uno de los factores más relacionados con el riesgo cardiometabólico e inflamación crónica de bajo grado en humanos.

Sin embargo, esto ha provocado que la investigación de otros depósitos grasos, como el cuello, apenas hayan sido objeto de estudio.

«La acumulación de grasa en el cuello, en depósitos entre músculos y las vértebras cervicales, aumenta de forma directamente proporcional al peso o adiposidad. Y sigue patrones específicos de acumulación, según el sexo», explica la investigadora María José Arias Téllez, una de las autoras principales.

«El incremento de la acumulación de grasa en ciertos compartimientos o depósitos del cuello está relacionado con la propensión a tener un mayor riesgo cardiometabólico», ha destacado la experta.

Grasa en el cuello, problemas del corazón

«Sin embargo, la evidencia acumulada hasta el momento se basa en experimentos realizados en pacientes con tumores, tanto benignos como malignos, u otras patologías crónicas. Si puede generalizarse a adultos relativamente sanos, está aún por determinarse», ha abundado.

La acumulación de grasa en el cuello, medida con tomografía computada se asocia con mayor adiposidad total y central, mayor riesgo cardiometabólico. Y también con un estatus más pro-inflamatorio en adultos jóvenes sanos, de forma independiente a la cantidad de grasa total y visceral.

Entre los hallazgos se observó que la acumulación de grasa en el cuello era un factor tan potente como la grasa visceral en la predicción del riesgo. Esto sucede especialmente en hombres.

«Por lo tanto, estos resultados refuerzan la necesidad de seguir investigando en esta nueva línea». Su objetivo es «entender el efecto de la acumulación de grasa en la parte superior del tronco». Esto incluye «el cuello, y sus repercusiones a nivel clínico», señala otro de los autores, Francisco Miguel Acosta Manzano.

A medida que se incremente el conocimiento del depósito de grasa en el cuello y los problemas del corazón, también se podrá investigar si intervenciones específicas, como el ejercicio físico y/o la restricción calórica, podrían ayudar a reducir la acumulación.

CalaBienestar.news by Ismael Cala

Suscríbete

Únete a nuestra red y no te pierdas de toda la información del mundo de bienestar, salud y liderazgo
Te puede interesar:

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido Patrocinado

Otras publicaciones:

Forma parte de nuestra comunidad de bienestar

Ismael Cala Bienestar