Covid-19: Si no puedo respirar, ¿cómo mido el oxígeno? ¿Necesito más?

Lo que debes saber sobre la terapia de oxígeno en el hogar: administrarse demasiado o poco oxígeno puede ser peligroso.
medir oxigeno
FDA.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

El asma, el cáncer de pulmón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la gripe y el COVID-19 son algunos de los problemas de salud que pueden hacer que los niveles de oxígeno bajen. Covid-19 y oxígeno son dos términos muy buscados en estos momentos.

Cuando los niveles son demasiado bajos, es posible que necesitemos oxígeno adicional, lo que se conoce como terapia de oxígeno. ¿Cómo usar los oxímetros de pulso y los concentradores de oxígeno?

Una forma de hacer llegar oxígeno extra al cuerpo es usando un concentrador de oxígeno. Los concentradores de oxígeno son dispositivos médicos que deben venderse y utilizarse solo con receta médica.

No debe utilizar un concentrador de oxígeno en su casa, a menos que se lo haya recetado un proveedor de atención médica. Administrarse oxígeno a sí mismo sin hablar primero con un médico puede hacer más daño que bien. Puede terminar respirando demasiado o muy poco oxígeno.

Covid-19 y oxígeno

La decisión de utilizar un concentrador de oxígeno sin receta médica puede provocar graves problemas de salud, como la toxicidad del oxígeno. También puede provocar un retraso en el tratamiento de enfermedades graves como el COVID-19.

Aunque el oxígeno constituye alrededor del 21% del aire que nos rodea, respirar altas concentraciones puede dañar los pulmones. Por otro lado, si no se lleva suficiente oxígeno a la sangre, una condición llamada hipoxia, puede dañar el corazón, el cerebro y otros órganos.

Para saber si realmente necesita terapia de oxígeno, consulte con su proveedor de atención médica. Si lo hace, el médico podrá determinar cuánto oxígeno debe recibir y durante cuánto tiempo.

¿Qué necesito saber sobre los concentradores de oxígeno?

Los concentradores de oxígeno toman el aire de la habitación y filtran el nitrógeno. El proceso proporciona las mayores cantidades de oxígeno necesarias para la terapia de oxígeno.

Los concentradores pueden ser grandes y fijos o pequeños y portátiles. Se diferencian de los tanques u otros contenedores porque utilizan bombas eléctricas para concentrar el suministro continuo de oxígeno que proviene del aire que lo rodea.

Es posible que haya visto concentradores de oxígeno a la venta en línea sin receta. En este momento, la FDA no ha aprobado ni ha autorizado ningún concentrador de oxígeno para su venta o uso sin receta.

Cuando utilice un concentrador de oxígeno:

  • No use el concentrador, o cualquier producto de oxígeno, cerca de una llama abierta o mientras fuma.
  • Coloque el concentrador en un espacio abierto para reducir las posibilidades de fallo del dispositivo por sobrecalentamiento.
  • No bloquee ninguna ventilación en el concentrador, ya que puede afectar el rendimiento del dispositivo.
  • Revise periódicamente su dispositivo para asegurarse de que está recibiendo suficiente oxígeno.

Si le recetan un concentrador de oxígeno para problemas de salud crónicos y tiene cambios en su respiración o en los niveles de oxígeno, o tiene síntomas de COVID-19, llame a su proveedor de atención médica. No realice cambios en los niveles de oxígeno por su cuenta.

¿Cómo se monitorean mis niveles de oxígeno?

Los niveles de oxígeno se monitorean con un pequeño dispositivo llamado oxímetro de pulso.

Los oxímetros de pulso se colocan en un dedo de la mano, del pie o en la frente y utilizan rayos de luz para medir indirectamente el nivel de oxígeno en la sangre.

¿Qué necesito saber sobre los oxímetros de pulso?

Como con cualquier dispositivo, siempre existe el riesgo de una lectura inexacta. Si utiliza un oxímetro de pulso para controlar sus niveles de oxígeno y le preocupa la lectura, póngase en contacto con un proveedor de atención médica. Y no confíe solo en un oxímetro de pulso. Es importante que lleve un registro de sus síntomas o de cómo se siente. Póngase en contacto con un médico si sus síntomas son graves o empeoran.

Cuando use un oxímetro de pulso:

  • Siéntese quieto y no mueva la parte de su cuerpo donde está el oxímetro de pulso.
  • No use el dispositivo en sus manos cuando estén frías.
  • Quítese todo el esmalte de uñas si usa el dispositivo en sus manos.

CalaBienestar.news by Ismael Cala

Suscríbete

Únete a nuestra red y no te pierdas de toda la información del mundo de bienestar, salud y liderazgo
Te puede interesar:

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido Patrocinado

Otras publicaciones:

Forma parte de nuestra comunidad de bienestar

Ismael Cala Bienestar