Cinco ideas para manejar la frustración en tu vida

Pueden ser un gran aliciente cuando sentimos que no podemos más.
Frustración
JLasWilson/Pixabay.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Cinco ideas para manejar la frustración en tu vida. Sí, es cierto que la vida está llena de situaciones irritantes, que nos pueden frustrar y nos llenan de estrés. Eso es inevitable. Sin embargo, lo único que sí está en nuestras manos es encontrar la alternativa de que ese conflicto no nos someta por completo bajo sus dominios.

Las siguientes actividades pueden ser un gran aliciente cuando sentimos que no podemos más. Espero que las comiences a implementar en tu vida, porque automáticamente verás un cambio.

Respira y cuenta hasta 10:

Esta es una de las prácticas más comunes en el mindfulness y que muchos especialistas en salud mental recomiendan a sus pacientes: cuando sientas que no puedes con algo, respira y cuenta hasta diez.

Reaccionar de manera arbitraria y visceral nunca trae nada positivo, así que toma aire, expúlsalo lentamente y deja que tu mente se calme. Al final, verás que nada es tan grave como parece.

Haz una lista de agradecimiento:

La práctica de la gratitud es un gran antídoto contra la frustración. Toma papel y lápiz y escribe de tres a cinco cosas significativas en tu vida por las que te sientas agradecido (a).

Hay quienes incluso llevan un diario y lo completan diariamente. Eso sí, recuerda escribir todos los días cosas diferentes. Este es un buen entrenamiento para enseñarte a ver lo bueno que hay en tu vida. Agradece por lo mas simple, eso es un comienzo poderoso.

Escribe lo que te frustra:

Escribir a mano nos permite drenar y sentirnos mejor. Cuando sientas que la frustración se apodera de ti, te recomiendo que te sientes y hagas una lista con aquello que te está molestando, incluso lo más tonto como por ejemplo; la bocina de los autos por la calle.

Dejar lo negativo en el papel te ayudará a liberarte de esa sensación tan pesada y se sentirá tan liviano como una sesión de terapia. Luego rompe ese papel, o quémalo sin provocar un incendio.

Enfócate en lo que puedes controlar:

Uno de los grandes generadores de frustraciones es esa necesidad que sentimos algunas veces, sobre todo en situaciones de gran incertidumbre como la actual, de querer controlarlo todo para que salga bien.

La verdad es que lo único que podemos gestionar (fíjate que uso “gestionar” y no “controlar”) es la manera en la que reaccionamos ante las cosas, más allá de lo que podemos hacer de nuestra parte para que salgan lo mejor posible. Enfoca tu energía en ello y cambia tu perspectiva sobre tu día a día.

Repite una afirmación positiva:

En la mañana, cuando estés haciendo tus rutinas personales o cuando estés cocinando, repite para ti: “soy una persona sana, en paz y me siento seguro (a)”. Hacer este ejercicio, te ayudará a programar tu mente a una emoción positiva y de tranquilidad.

Los pequeños cambios comienzan con el día a día. Lo importante es que des el primer gran paso para vivir una vida mejor.

Instagram: @jgiraudh

LinkedIn: Jacques Giraud

Twitter: @jgiraudh

www.jacquesgiraud.com

CalaBienestar.news by Ismael Cala

Suscríbete

Únete a nuestra red y no te pierdas de toda la información del mundo de bienestar, salud y liderazgo
Te puede interesar:

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido Patrocinado

Otras publicaciones:

Forma parte de nuestra comunidad de bienestar

Ismael Cala Bienestar